Las telas no tejidas se utilizan generalmente como materiales para desinfectar toallitas húmedas

Actualizar:22 Mar 2021
Resumen:

La composición del material de tejido húmedo. Las telas […]

La composición del material de tejido húmedo.
Las telas no tejidas se utilizan generalmente como materiales para desinfectar toallitas húmedas.
La tela no tejida es un tipo de tela que se forma sin hilar ni tejer. Se fabrica mediante la unión directa de fibras mediante métodos físicos (unión mecánica, térmica) o métodos químicos. Sus materias primas pueden ser diversas. Entre ellas, la tela no tejida spunlace es la más utilizada, tiene una superficie suave y una buena sensación en la mano.
SUGERENCIA: Para reducir los costos, algunos fabricantes utilizan telas de algodón o materiales de fibra en su lugar. Los tejidos húmedos de este tipo de material son propensos al moho y al deterioro, y la tela contiene impurezas y tiende a esponjarse durante el uso. Una vez que encuentre que las toallitas húmedas tienen moho, no use este tipo de toallitas húmedas. Si siente irritación de la piel durante el uso de las toallitas húmedas, como picazón y dolor, debe dejar de usarlas inmediatamente para evitar daños mayores. Gran daño.
Precauciones para el uso de toallitas húmedas.
[Ingredientes del líquido de tejido húmedo]
La característica de las toallitas húmedas es que contienen líquido y el contenido de medicina líquida en las toallitas húmedas generalmente representa alrededor del 80%. Los ingredientes principales son agua y aditivos. Para evitar la reacción entre el agua y el medicamento líquido, el agua utilizada en las toallitas húmedas debe ser agua especialmente tratada, como agua refinada y agua pura.
Existen muchos tipos de aditivos, el más común es el humectante-propilenglicol, que puede ayudar a que las sustancias efectivas del medicamento líquido se disuelvan en el agua, de modo que el agua no sea fácil de volatilizar;
Para mantener la actividad de varias sustancias en las toallitas húmedas, se agregan conservantes, como fenoxietanol, metil paraben, etc. a las toallitas húmedas. La cantidad de conservantes agregados a las toallitas húmedas calificadas está dentro del rango permitido nacional.
SUGERENCIA: Al comprar toallitas húmedas, debe prestar atención a las fechas de producción y uso. Es mejor no utilizar las toallitas húmedas que hayan caducado o se hayan producido durante mucho tiempo.
Para eliminar la suciedad y la grasa y desempeñar una función de limpieza, se añaden a las toallitas húmedas tensioactivos como el aceite de ricino hidrogenado de polioxietileno y el poliéter.
Además, para lograr un cierto efecto, se agregan algunos aditivos especiales, como el aceite de manzanilla, para efectos calmantes y antiinflamatorios.
Si bien estos aditivos aportan ciertos beneficios, también causan algunos problemas cuando los usamos. Por ejemplo, la exposición a demasiados ingredientes químicos, como conservantes y alcohol, puede causar fácilmente alergias en la piel, como dermatitis de contacto. La exposición prolongada a los tensioactivos sintéticos destruirá la membrana sebácea que protege la piel y hará que la piel se seque. Una fragancia excesiva puede hacer que las personas se sientan incómodas. Los ingredientes contenidos en algunas toallitas húmedas desinfectadas también son dañinos para el cuerpo humano, como el cloro y el polvo blanqueador. Por tanto, no es adecuado utilizar toallitas húmedas durante mucho tiempo y con alta frecuencia.
SUGERENCIA: El "abrillantador fluorescente" es un tinte abrillantador químico que tiene efectos cancerígenos en el cuerpo humano. Al elegir toallitas húmedas, preste especial atención a este ingrediente.